Posted in Familia, Inspiracionales, Salud

Reporte de Chicago Marathon 2015

  
Hace varios años ya que uno de mis sueños era correr un maratón. En abril de este año, una amiga maratonista -Araiz- visitó Boston y me animó a hacerlo realidad en Chicago. Me hablo de la ruta que era, del ambiente que los espectadores levantaban, etc.

Así que al día siguiente le dije a mi esposo y aceptó. Sacarnos un lugar en la lotería sería la señal. 

Y así fue. 

Comenzamos a entrenar 4 meses antes. Para mí fue todo un desafío. Pase semanas sin poder correr, con el nivel de energía y el entusiasmo bajo cero a pesar de las altas temperaturas del verano. Pero decidí seguir, escuchando mi cuerpo porque a veces se me olvida que el mild lupus es real.

En medio del entrenamiento me tocó mi cita con el reumatólogo que terminó dándome buenas noticias: mi sangre está mejorando -no me pregunten en qué porque lo olvido en seguida 😛 – y ahora comenzará a verme una vez al año y sigo sin medicación!

Así que perseverar ya estaba dando frutos aún que no me fuera posible muchos días seguir mi plan de entrenamiento.

Y ayer llegó el día.

Fabulosa ciudad ésta. Pero lo más fabuloso es poder pasar estos días con hermanos queridos -La familia Ríos- que nos recibieron en su casa y nos han amado, cuidado y alimentado como padres más que como hermanos. Estamos súper agradecidos por su hospitalidad y corazón!!!

Clima bastante caluroso que llegó a los 26 grados durante la carrera, recorrer a pie no sé cuántos barrios de la ciudad que nos regaló espectadores locos, ruidosos y muy alegres que levantaron el ánimo de cualquiera de los más de 40 mil corredores! con unas pancartas que me hacían botarme de la risa y distraerme en el camino:

“Alguien ha visto a mi esposa?”

“Este es el peor desfile que he visto y no hay dulces”

“Aquí está tu pancarta de ánimo”

“Y pagaste por esto”

Etcétera.

Gente en las calles con agua para los corredores -además de los puestos de abastecimiento-, con dulces, barras energéticas, hasta donas!!! Jajaja -ganas no me faltaron de agarrar una, pero me imaginé mordiéndola y muriendo ahogada-.

Una organización impecable de principio a fin. Fabulosa experiencia que recomiendo a mis más extremos lectores.

Y mi carrera?

Fue más que genial hasta el medio maratón. Hasta rompí mi marca personal!

A partir de ahí, comenzó el declive. Básicamente por la fricción entre mis piernas. No me habia pasado antes y aunque en el camino usé la vaselina que ofrecían, ya el daño estaba hecho. Básicamente me hice una quemadura en la piel. Luego, por comer unas gomitas energéticas que no había probado antes, me dió tremendo dolor en el estomago que como fiel compañero, llegó hasta la meta conmigo 😥

Tuve la bendicion de llegar sin ninguna lesión al maratón y sin embargo hay tantas cosas que pueden ocurrir en el camino.

Me hizo pensar en mi caminata en la fe y las muchas cosas que ocurren alrededor de las buenas intenciones o propósitos.

Claro, pensé eso y muchas otras cosas más, porque al final me llevó 5 horas y 33 minutos terminar. Me dio tiempo de orar, de admirar, de apreciar y agradecer.

Y también aparecieron más dolores, mis músculos reclamaron y tuve ganas de tirarme al suelo y terminar rodando! 

Pero llegué a la meta. Y recibí mi medalla. También más animo y festejos. 

Y sigo anhelando llegar a la verdadera meta…

“Hermanos, no digo que yo mismo ya lo haya alcanzado; lo que sí hago es olvidarme de lo que queda atrás y esforzarme por alcanzar lo que está delante, para llegar a la meta y ganar el premio celestial que Dios nos llama a recibir por medio de Cristo Jesús.” Filipenses 3:13-14

Gracias por su ánimo, inspiración y generosidad!!!

Eucharisteo, 

Tania 🙂

Posted in Inspiracionales, NonViolent Communication, Salud

Comunicación Compasiva

  

Dado que Dios los eligió para que sean su pueblo santo y amado por él, ustedes tienen que vestirse de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. Colosenses 3:12 NTV

La comunicación no violenta es un lenguaje desde la compasión, una herramienta positiva para el crecimiento espiritual y el cambio social.

La NVC por sus siglas en inglés, nos da palabras y conciencia para identificar y entender nuestros disparadores, tomar responsabilidad por la manera en que reaccionamos y profundizar en nuestra propia conexión y la conexión con otros, transformando la manera en que solemos responder ante la vida. Finalmente, implica la posibilidad de cambios profundos en nuestra manera de pensar y de vivir.

No vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto. Romanos 12:2 TLA

El principio fundamental de la NVC es que todas las acciones humanas corresponden a una necesidad que la gente está buscando satisfacer; si logramos entender y darnos cuenta de cuales son estas necesidades, se puede crear la base para la conexión, la cooperación y el bienestar integral. 

Entender las necesidades que tenemos entre nosotros puede crear conexión porque nos damos cuenta de que son más las cosas que nos unen que las que nos separan dando lugar a una mayor, profunda y verdadera compasión. 

Cuando decidimos abrimos a ver las verdaderas necesidades personales y las de los demás en vez de interpretar, criticar, culpar o demandar, solemos encontrar soluciones y estrategias mucho más creativas a la hora de resolver conflictos o malos entendidos. 

Son dos las maneras de facilitar la conexión y el entendimiento:

1. Expresar con vulnerabilidad lo que sentimos y lo que necesitamos.

2. Escuchar con empatía los sentimientos y necesidades el otro. 

Estas dos opciones que son a simple vista, muy sencillas, son radicalmente diferentes a la manera convencional que elegimos para responder a la hora de un conflicto: pelear, someternos con rencor o huir.

Una introducción breve para comenzar. Qué piensan estimados lectores? 

Eucharisteo,

Tania 🙂

Posted in Inspiracionales, Salud

November Project 

Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Eclesiastés 4:9-10

Otra cosa más que comienza en Boston: November Project.

No deja de sorprenderme esta bellísima ciudad: un lugar lleno de gente cálida, propositiva, humana, generosa, solidaria.

Llevo ya dos semanas entrenando con la “Tribu” como cariñosamente se llama a si mismo éste grupo de gente tan variado como entusiasta. Y ha sido una experiencia genial!

Lunes, miércoles y viernes en lugares distintos de las ciudad, de madrugada y bajo un hermoso sol primaveral, se oyen las risas, “los buenos días”, “me da gusto que estés aquí” y los “you are crushing it”.

Tuvo que venir desde México mi amiga Araiz Arriola para inspirarme a -ésta vez si y con la ayuda de Dios- correr mi primer maratón y al sugerirme que buscara November Project para apoyarme en mi meta.

Y como hay que escuchar a los que saben, fui. Resulta que en mi primer día, todos a los que me acerqué me saludaban efusivamente. Y cuando lo digo, en realidad es MUY efusivamente! Me decían sus nombres y preguntaban el mío, y recibí no se cuantos FUERTES abrazos. Y deben saberlo, esto no es un comportamiento típico bostoniano. Lo que es más, creo que raramente hoy en día esun comportamiento típico de casi ninguna sociedad; ya saben: ser amables, efusivos y mirándote a los ojos diciéndote por tu nombre lo bueno que es que estés ahí.

Y han sido solo 6 días efectivos de entrenamiento rudísimo y sin embargo, esta COMUNIDAD, esta tribu urbana ya ha dejado una huella en mi.

Porque qué importantes son las tribus, para crecer, para animar, para acompañar, para levantar. Me recuerda con gran alegría la naturaleza bondadosa y generosa de la humanidad, me recuerda la verdadera identidad y necesidad del ser humano: el amor y la Gracia.

Un poco de Historia

Fundado en Boston, MA en noviembre del 2011; es una tribu deportiva abierta al público, que es y seguirá siendo gratuita. Fundada por dos graduados de Northeastern: Brogan Graham y Bojan Mandaric quienes querían mantenerse entrenando durante los fríos meses del invierno.

Desde entonces, el grupo ha crecido exponencialmente hasta ser cientos y replicándose en distintas ciudades de Estados Unidos  y Canadá. 

En la foto, la Tribu el pasado viernes 15 de mayo en la colina de Brookline. Pueden encontrarme???

Eucaristheo,

Tania 🙂

Posted in Familia, Salud

Keep Calm & Eat Chicharrón

IMG_5339.PNG

Una de las cosas que mas he transformado al hacerme consciente de mi enfermedad, ha sido mi alimentación.

Pero los pasos no han sido sencillos. Mi mente ha necesitado convencerse de los cambios obligados que requieren una enfermedad autoinmune. Así que he leído varios libros que me han ayudado en esta búsqueda, varios de los cuales quiero recomendarles ampliamente!

Todos los encontré en la biblioteca pública, así que no significó un golpe a mi bolsillo. Seguramente los podrán encontrar en español aunque les daré los títulos en ingles.

Así que mis lecturas me han llevado por el camino “Paleo” con algunos toques de “Keto”. Suena a otro idioma? Les invito a leer amplio y tendido sobre estos temas.

El motivo de este post es no solo declarar mi amor al tocino sino también las recomendaciones de libros pero también de un programa muy simple (que no fácil) que comencé el día de hoy y que pueden seguir también ustedes mis queridos lectores. Agradezco a Javi Caraballo, mi coach en Crossfit on the Hill por sugerirmelo y todo el apoyo que recibo de el y el maravilloso equipo de COTH!

Se trata del UN PLAN DE 30 DIAS que pueden encontrar también en español.

Entonces, les recomiendo AMPLIAMENTE, vaya no puedo decirles lo importante que es que lean este libro: Grain Brain que habla del terrible efecto que los carbohidratos tienen sobre el cerebro -y no solo los carbohidratos buenos como las harinas integrales-.

También lean Eat the Yolks que desmitifica el temor que le tenemos a las yemas de los huevos jajajaja y otras cosas 😉

Y el libro donde está basado el plan de 30 días: It Starts with Food

Por favor, no se pierdan tampoco el documental “Fed Up”. Nosotros lo vimos en iTunes.

Ahora si: en sus marcas, listos…
Eat Bacon & Chicharrón! 😛

Eucharisteo,
Tania

Disclaimer: Leer siempre amplía el panorama. En el tema de la alimentación y los enfoques siempre habrá fans y detractores.
Asumo que mis lectores son adultos. Lea, amplíe su panorama, tome sus decisiones y asuma las consecuencias.

Posted in Inspiracionales, Salud

La Enfermedad como Mensajero

IMG_5236.JPG

Estimados lectores, esta es la segunda parte prometida después de compartir con ustedes el diagnóstico de mi enfermedad, deseo profundamente les sea de bendición.

El mayor milagro que estoy viviendo en este proceso, es descubrir que la enfermedad en general es un mensajero. 

La primer reacción normal que tenemos ante una enfermedad, quebranto, accidente o dificultad es estar a la defensiva y nos disponemos a “vencer” la situación, “peleamos” contra ella o la negamos.

Por supuesto queremos hacer algo, seguramente necesitamos hacer algo, pero hoy quiero invitarlos a que una de esas cosas sea ESCUCHAR.

Qué tiene para decirme esta circunstancia en mi vida?
Qué mensaje hay detrás de este accidente?
Qué aprendizaje hay en esta pérdida?
Qué dice de mi éste quebranto?

Quiero invitarlos a que leamos juntos lo que el apóstol Pablo tiene para decirnos de este tema en la versión The Message traducida por mi y algunas reflexiones sobre ella en 2 Corintios 12:7-10

“Me fue dado el regalo de una dificultad para mantenerme en constante contacto con mis limitaciones.”

Pablo estaba sufriendo a causa de una dificultad y afortunadamente para nosotros no dice de qué se trata de manera específica. Digo afortunadamente porque esto nos permite sentirnos identificados con su sufrimiento. Otras traducciones dicen que era “como una espina clavada en el cuerpo” y hay muchas maneras de interpretarlo: podría ser enfermedad, tentación, oposición o pérdida.
En este momento de tanta vulnerabilidad en la vida de Pablo, me resulta sumamente interesante que su primer declaración sea que la DIFICULTAD por la que estaba atravesando era un REGALO.

Un regalo que vino a su vida para hacerlo consciente de si mismo!

Qué quiere decirte esa migraña que no te deja? Qué te grita tu hij@ adolescente quien ya no quiere acompañarte a tu iglesia? De qué necesitas hacerte consciente? Habrá algo no resuelto que no te permite seguir moviéndote? Qué te ha desconectado de tu hij@?

Porque ya te has medicado y ahora necesitas algo cada vez mas fuerte para que el dolor ceda. Ya intentaste “hacer entrar en razón” a tu hij@ amenazándolo, rogándole, sobornándolo, convenciéndolo.
Tal vez sea tiempo de verdaderamente escucharlo?

“El ángel de Satanás hizo lo mejor que pudo para ponerme en el suelo; de hecho, lo que hizo fue llevarme a estar de rodillas donde no hay peligro de andar caminando con engreimiento!”

No entraré en los recovecos de si la dificultad que tienes te la manda el diablo, Dios o tú mismo, porque quiero centrarme en el mensaje y en cómo respondemos a el.

Así que nos centraremos en la respuesta de Pablo la cual me llena de fe e inspiración: esa dificultad por la que estás atravesando te ha tirado al piso? Esta bien! Porque ahora te encuentras más disponible para orar.

No es maravilloso cómo el dolor y la necesidad nos invitan a buscar el rostro de Dios?

Lo contrario es seguir de pie, llenos de orgullo o enojo ante lo injusta que parece esta dificultad o quien la envió.

Parece tener poco sentido permanecer en la misma posición, es hora de buscar alternativas y definitivamente el panorama es mucho más amplio desde los brazos del padre.

“Al principio no pensé que esto era un regalo y le rogué a Dios que me lo quitara. Tres veces hice eso…”

Me encanta la honestidad de Pablo. Es cierto, quien en su sano juicio piensa que tener una enfermedad, perder a alguien o ser criticado es un regalo?

Yo no. Yo sentí miedo, enojo, confusión, deseo de que fuera un absoluto error.

Luego Pablo le pidió a Dios que “se lo quitara” y lo hizo tres veces! Es completamente natural que nuestro deseo sea que Dios “solo quite” esto que esta causándonos tanto dolor.

Nosotros hacemos esto aún en las cosas mas pequeñas:

Te duele la barriga? Tómate un antiácido en vez de revisar si es que acaso debieras tomar mejores desiciones a la hora de comer.

Si hacemos eso con lo insignificante o cotidiano, no solemos actuar diferente con las dificultades mayores:

Tu esposa no te habla? Tráele una rosa y unos chocolates. Cuando lo que tal vez ella necesita es una conversación de corazón y profunda.

Cuando varios de mis amigos supieron de mi enfermedad, la mayoría me decían que orarían para que Dios me sanara -y yo lo aprecié profundamente-, pero yo les pedí que oraran para que yo pudiera escuchar y entender lo que Dios quería decirme con esta enfermedad. Había un mensaje y quería descubrirlo!

“y entonces El me dijo:
Mi Gracia es suficiente; es todo lo que necesitas.
Mi fuerza se hace realidad en tu debilidad.”

Esta es la respuesta de Dios: Yo Soy suficiente, Yo Soy todo lo que necesitas, Yo Soy tu fuerza.

El milagro más grande que he recibido no es que el mild lupus desapareció.

El milagro verdadero ha sido poder escuchar a Dios en medio de toda la confusión de mi corazón:

Yo Soy me ha recordado que en El lo puedo todo. No hay razón para temer: Yo Soy me sostiene. Yo Soy es suficiente, Yo Soy me ama.

Así es: no necesitas que tu hijo cambie, no necesitas que te devuelvan lo que te quitaron, no necesitas un esposo, no necesitas que tus padres hubieran hecho un mejor trabajo contigo.

Porque Yo Soy es suficiente!

Pero esto cuándo pasa???

“Una vez que escuché, me alegré de que estuviera pasando. Deje de enfocarme en la dificultad y comencé a apreciar el regalo. Era un caso de la fuerza de Cristo moviéndose en mi debilidad. Ahora tomo las limitaciones como un avance y con buen ánimo. Estas limitaciones que quieren empequeñecerme -abusos, accidentes, oposición, quebrantos-, dejo que Cristo se haga cargo!
De esta manera, mientras más débil soy, mas fuerte me convierto.”

Pasa cuando ESCUCHAMOS.

Cuando escuchamos con atención.

Si hasta una gripa tiene un mensaje para ti, lo tiene más una relación difícil con un jefe. Si un dolor de rodillas -estas subiendo mucho de peso?- tiene un mensaje, lo tiene mas que no te hables con tu hermano. Si un dolor de garganta tiene un mensaje -hay algo que no terminas de “tragarte”?- lo tiene más el desánimo que sientes.

Dejemos de enfocarnos en la dificultad y apreciemos el regalo que trae consigo. Nuestras limitaciones son una oportunidad para avanzar.

Si, incluso en los temas más dolorosos.

Disclaimer: Esto no es una invitación a que no vayas al médico o especialista correspondiente. Es tan solo un llamado a escuchar. Especialmente a escuchar la voz de Dios.

PD. Uno de los mensajes que he recibido del mild lupus ha sido el de aprender a tomar mejores desiciones.

Cuando fui a ver al especialista no acepté tomar medicamento alópata porque existían otras alternativas como comer mejor, dormir mejor y ejercitarme. También tomar consciencia de el origen emocional de esta enfermedad -si, terapia!-.

En todo esto, estoy convencida de que Yo Soy es quien ha hecho la diferencia en mi corazón.

En mi cita pasada, el médico me mando a que “siguiera haciendo lo mismo” porque me encontró estable y aún mejor en varios aspectos de la sangre. Mi nueva cita es en seis meses y sigo sin medicamentos.

Eucharisteo,
Tania 🙂

Posted in Inspiracionales, Salud

Diagnóstico: Mild Lupus. I

IMG_5104.JPG

Lo que sea que tenga, donde sea que esté, puedo atravesarlo en Quien me hace ser quien soy.
Filipenses 4:13 MSG

Después de mi visita obligada anual al examen médico hace unos meses y en el que relaté unos cuantos síntomas -nada extraordinario según mi parecer- recibí una llamada: era mi doctora. Había recibido los resultados de mis exámenes de sangre y le preocupaban algunos indicadores, así que quería referirme con el especialista.

Hasta ese momento dejé de escucharla con claridad. Una de las razones es que el inglés no es mi primer idioma, era una conversación telefónica, pero principalmente había dejado de escucharla porque mi mente ya estaba en otro lado.

Ocurrió en automático: en cuanto la escuché decir que le preocupaba “algo” en mi sangre, me perdió. Mi mente voló hasta el recuerdo de mi madre y la enfermedad que finalmente la condujo a la muerte física: la leucemia.

Así que cuando me dijo, quiero que te vea el especialista, yo escuche: el hematólogo. Pasaron unos cuantos días antes de mi cita -no muchos, gracias a Dios- pero suficientes para sentir de todo: incertidumbre, tristeza, enojo y tensión, mucha tensión. Los principales testigos de ello fueron mi esposo y mi hijo. Hablamos de ello a profundidad lo más pronto que nos lo permitieron nuestras emociones y finalmente pudimos serenarnos: hay que esperar a ver al especialista.

Llegó el día y fue hasta ese momento que nos dimos cuenta: mi doctora no me mandó con el hematólogo, sino con el reumatólogo! Fiuuuuu!!!

Bueno, pensé: esto va mejorando desde ya sin siquiera haber visto al especialista, jeje.

Finalmente y después de más estudios de laboratorio, llegó el diagnóstico:

Mild Lupus

Segunda buena noticia! No era lupus, lupus sino una versión más “amigable”. Una enfermedad auto inmune que no ataca los órganos internos (un gran y aliviado fiuuuuu!!!) y puede presentar algunos síntomas parecidos a los de otras enfermedades como la artritis o la fibromialgia más otras cosas.

El doctor me dijo que se trataba de una enfermedad que no se cura sino que se controla para evitar las crisis y me mandaría un medicamento para tomar de por vida, con vistas a ir aumentando la complejidad del medicamento por aquello de que el primero dejaría de hacer efecto.

Esto resonó en mi cabeza en primer lugar por lo ilógico: porqué querría yo medicarme ante una crisis que aún no ocurre? No sería mejor meditar en qué situaciones las producen? Acaso las enfermedades auto inmunes no están relacionadas estrechamente con el área emocional?

Como sea, tuve la confianza (o el atrevimiento?) para decirle al médico que prefería no tomar el medicamento y que exploraría el tema y posibles alternativas. El me contestó que estaba bien pero que quería verme en 3 meses para ver como avanzaba.

Llegando a casa comencé a pensar muchas cosas y a platicarlas con Dios:

Síntomas como de fibromialgia??? Si eso les da a las personas que se toman las cosas muy a pecho y yo no soy así!
Pero si yo soy fuerte, se me hace que sólo tengo mucha flojera!!!
Etc, etc, etc.

Y para cerrar con broche de oro, vino una crisis que duró unas dos semanas: dolor en el cuerpo como si hubiera querido acabar con el gimnasio en un sólo día. Cansancio y desgano que sólo parecía ceder con siestas. Dolor en los huesos…

Qué ganas de acabar con los síntomas!

Pero y si esta enfermedad tuviera un mensaje para mi? Y si en vez de negarla o “acabar” con ella, pudiera escucharla?

Lo que vino después, fue el inicio de todo un proceso, que está siendo maravilloso y del cual me siento profundamente agradecida. Relataré más en la segunda parte de este post queridos lectores.

Recuerden que la gratitud precede al
Milagro!!!

Eucharisteo,
Tania 🙂