Posted in Familia, Inspiracionales, NonViolent Communication, Self Directed Learning

Valor y Empatía 

Photo credit @campatompingground

Te repito: sé fuerte y valiente. No tengas miedo ni te desanimes porque el SEÑOR tu Dios estará contigo donde quiera que vayas. Josué 1:9 

Les ruego por lo tanto, como un padre ruega a sus hijos, que me abran su corazón, como yo lo he hecho con ustedes. 2 Corintios 6:13 DHH

Cuando pensamos en tener valor suele venir a nuestra mente una imagen de guerra o confrontación. Pensamos en héroes y villanos. En general, en historias inspirantes de victoria sobre algún mal.

Nosotros y nuestros hijos estamos abiertos a este tipo de inspiración y nada hay de malo en ello.

 Mi pregunta es, si estamos ofreciéndoles diferentes maneras de muestras de valor, más allá de lo que promocionan los medios.

Qué tal ser valiente emocionalmente?

Qué tal ser empático y mostrar compasión? 

Valor que vaya más allá de grandes músculos o impresionantes habilidades físicas. Valor emocional que nuestros hijos observen en nosotros cuando nos atrevemos a ser VULNERABLES, genuinos con lo que ocurre dentro de nosotros.

Cuando nos escuchan decir que papá perdió su empleo y que siente miedo. Y también escuchan lo que activamente estamos haciendo para salir adelante. 

Cuando ellos conocen nuestros sentimientos y deseos, les mostramos cuánto valor hay en la vulnerabilidad y les damos la oportunidad de desarrollar empatía, compasión.

Y la compasión NO es lástima. La compasión es el valor y el amor puesto en práctica, porque lo que sentimos al escuchar o ver al otro nos MUEVE a hacer algo, a participar, a dar, a entregarnos. La compasión nos mueve del otro lado de la barrera, de la indiferencia, la apatía o el egoísmo.

Y los niños son maravillosamente empáticos!!!

Solo que les damos muy pocas oportunidades para que lo puedan mostrar.

Necesitamos más fe en nuestros hijos y en nosotros mismos.

Te invito a que la siguiente vez que pases por algún momento muy difícil, como por ejemplo un ser querido enfermándose gravemente, no te reserves lo que pasa y te quedes pensando: “mi hijo no va a entender, o se va a angustiar o le va a hacer daño o es muy pequeño”. 

Comparte la verdad de lo que ocurre, sin “aniñar” la situación. Comparte lo que sientes con ellos y espera…la respuesta de tu hijo será impresionante. Incluso si solo es un bebé, le dará paz y palabras para el futuro!

La empatía y la compasión la necesitamos todos TANTO!!! Lo que abunda es la competencia, el meter el pie al otro, el egoísmo, la indiferencia.

Brindémonos estás oportunidades unos a otros.

Eucharisteo,

Tania 🙂

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's mom.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s