Posted in Familia, Inspiracionales, NonViolent Communication

Protege la Vida Emocional de tu hijo

 …y les dijo: «Estoy muy triste. Siento que me voy a morir. Quédense aquí conmigo y no se duerman.» Mateo 26:38 TLA

Una de las cosas que más amo de Jesucristo es la enorme consciencia y libertad con la que expresaba lo más profundo de su ser. La intensa vida emocional que vivía y la confianza que sentía para compartirla con sus seres queridos es admirable.

Cuántos hombres o mujeres conoces que pueden decir algo como esto: “Estoy MUY triste…quédate conmigo”.

Y ésta vida emocional es de las cosas que más le negamos a los niños desde que son bebés, incluso tal vez desde que están en nuestro vientre. Una vez que nos enteramos el sexo que tienen, tenemos expectativas y bagajes culturales listos para echarlos encima de ellos ni bien han visto la luz.

Una de esas cargas que echamos sobre sus hombros, es negarles -especialmente a los varones- la posibilidad de una rica vida emocional interna. 

Negamos de muchas maneras la hermosa oportunidad de reconocer en ellos el amplio abanico de las emociones humanas. Solemos limitarles seriamente en su vocabulario emocional y si acaso les damos algunas palabras, alcanzarán a decir que están enojados o frustrados en el mejor de los escenarios!

Qué enorme bendición será ayudarles a desarrollar un vocabulario emocional para que así puedan entenderse mejor a si mismos y en consecuencia a los que les rodean!

Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: —Siento compasión de toda esta gente. Ya han estado conmigo tres días, y no tienen comida. No quiero que se vayan sin comer, pues podrían desmayarse en el camino. Mateo 15:32 TLA

Siento compasión dijo Jesús, mostrando consideración y generosidad en consecuencia. 

La idea básica es entonces ganar conciencia personal en primer lugar. Porque, cómo podría darle palabras a mi hijo que yo mismo no tengo? Cómo puedo ser sensible y empática con mi hijo si no sé lo que yo misma siento y necesito.

Y esto en sí mismo es una enorme oportunidad de crecimiento personal puesto que hay una alta probabilidad de que nadie nos dió a nosotros esas palabras, o reconoció nuestras sentimientos ni validó nuestras necesidades.

Educándonos nosotros, dándonos compasión y empatía a nosotros mismos podremos generosamente comenzar a dar esas palabras que conformarán el mundo emocional de nuestros hijos, compartiendo lo que ocurre en nuestro interior o nombrando lo que percibimos en ellos. 

Cuáles son esas palabras? 

Son tan variadas como el español mismo y sin embargo casi no las pronunciamos. Podemos comenzar compartiendo con ellos lo que se mueve adentro de nosotros, lo que nos es importante, las palabras que revelan con lo que estamos lidiando, lo que nos absorbe.

Compartir estos sentimientos profundos en momentos relevantes e identificarlos en nuestros hijos pueden conectarnos de maneras inimaginables.

Esto es muy diferente de sólo compartir anécdotas vacías o jocosas. 

Se trata de compartir con tus hijos lo que te ha movido a actuar en los momentos en que has enfrentado dilemas morales; lo que sientes hoy al ver que alguien a quien amas está a punto de morir o lo que te ocupa cuando ves que la cuenta en el banco está vacía.

“Me siento preocupado, ansiosa, triste, desesperada, vacío, aburrido, plena, alegre, satisfecho…”

El tipo de conversaciones que estas palabras genuinas producirán, son algo que no querrás cambiar por nada.

Nota: puede ser que no suceda enseguida. Es posible que tu hijo esté cerrado contigo hace tiempo. Puede ser que te encuentres perdido tú mismo al no saber qué se mueve dentro de ti. 

Sin embargo inténtalo. Y luego..inténtalo otra vez.

Mira lo sensible y abierto que Jesús era e inspírate en su ejemplo!

 El se alegró, se entristeció, se compadeció, se enojó, lloró, y amó profundamente sin sentir temor de mostrarlo. Y eso lo agradezco muchísimo.

Este tema, continuará…

Eucharisteo,

Tania 🙂

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's thankful mom.

One thought on “Protege la Vida Emocional de tu hijo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s