Posted in Familia, Inspiracionales

El Dios que rescata

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/035/11815152/files/2014/12/img_5977.jpg

Claramente he visto cómo sufre mi pueblo que está en Egipto. Los he oído quejarse por culpa de sus capataces, y sé muy bien lo que sufren. Por eso he bajado, para salvarlos del poder de los egipcios; voy a sacarlos de ese país y a llevarlos a una tierra grande y buena, donde la leche y la miel corren como el agua. Éxodo 3:7-8

Cuántas veces has pensado que Dios está sordo, ciego o demasiado ocupado? A cuantas personas conoces que se han decepcionado de Dios por no contestar sus peticiones?

Y sin embargo…

El poder del Señor no ha disminuido
como para no poder salvar,
ni él se ha vuelto tan sordo
como para no poder oír. Isaias 59:1

El pueblo de Israel sufre opresión y en medio de todo su sufrimiento, vuelve a clamar a Dios, al único que puede sacarlos de esa terrible esclavitud.

Y Dios que escucha, que se conmueve y a quien le importamos, envía a un príncipe a recatar a su pueblo. Moisés es llamado para una tarea colosal, para la que no está capacitado y la cual no puede hacer solo.

Pero la lucha más grande que libró Moisés fue con la incredulidad.

Moisés les repitió esto a los israelitas, pero ellos no le hicieron caso, pues estaban muy desanimados por lo duro de su esclavitud. Éxodo 6:9

Finalmente y después de nuestras impresionantes del poder y amor de Dios a su pueblo, fueron liberados.

Y después vendría otro Príncipe. Dios los haría de nuevo para rescatar a su pueblo, ahora con una libertad verdadera y permanente.

Pero la lucha más grande hoy se libra también en el corazón de los oprimidos por el pecado: la incredulidad. Como los israelitas podemos estar desanimados ante lo dura que ha sido nuestra esclavitud o peor aún, creer que no hay nada mejor y que no hay porque creerle al Príncipe de Paz.

Pues bien, ¿acaso Dios no defenderá también a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Los hará esperar? Les digo que los defenderá sin demora. Pero cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará todavía fe en la tierra? Lucas 18:7-9

Para hacer en familia:
Hablen juntos acerca de qué es la incredulidad.
Pregúntense: en verdad creo que a Dios le importa lo que me ocurre?

Eucharisteo,
Tania
🙂

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's thankful mom.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s