Posted in Familia, Inspiracionales

El Dios que transforma el mal

IMG_5916.JPG

Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente. Génesis 50:20

Es verdad que la historia de José y su familia es intensa. Básicamente sus hermanos lo odiaban. Pero no era “gratis”, no!

José era digamos… chismoso y su padre Jacob mostraba de manera muy evidente que era el favorito.

Cuando José tenía diecisiete años, apacentaba el rebaño junto a sus hermanos… El joven José solía informar a su padre de la mala fama que tenían estos hermanos suyos.
Israel amaba a José más que a sus otros hijos, porque lo había tenido en su vejez. Por eso mandó que le confeccionaran una túnica especial de mangas largas. Viendo sus hermanos que su padre amaba más a José que a ellos, comenzaron a odiarlo y ni siquiera lo saludaban. Génesis 37:2-4

La historia se fue poniendo mas interesante. Es vendido como esclavo y José termina en cualquier cantidad de dificultades: al borde de la muerte, olvidado en la cárcel, etc.

Pero lo que parece que viene a tu vida para destruirte, en realidad Dios lo usa para CONSTRUIRTE.

Fue muy evidente que Dios no le abandonó. Al contrario: lo sostuvo, lo inspiró.

Después de mucho tiempo, y en circunstancias completamente diferentes (ahora José es poderoso y sus hermanos vienen a rogar por ayuda a fin de no morir de hambre) la familia se reencuentra.

Y esto es lo que experimenta un corazón que no se deja vencer por la amargura de la oposición o de las injusticias: alcanza a ver que hay un propósito mas profundo en las dificultades.

El Señor no ha dejado de hacerlo!

El Dios que transforma el mal en bien, envía a su Hijo, para salvar la vida de mucha gente!

Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito. Romanos 8:28

Su propósito: salvarnos.

Y nos dió El Salvador perfecto.

Así que vale la pena vencer la amargura, alzar los ojos al cielo en medio de la desesperación o no rendirte ante la oposición, la crítica o la traición, porque el Hijo del Hombre sigue transformando el mal en bien!

Para hacer en familia:
Platiquen de una situación en la que alguien les hizo un mal y cómo Dios lo usó al final de cuentas para su bien.

Eucharisteo,
Tania
🙂

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's thankful mom.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s