Posted in Familia, Inspiracionales

El Dios que Provee

IMG_5911.JPG

Y llamó Abraham aquel lugar con el nombre de El Señor Proveerá. Génesis 22:14

En los tiempos de prueba, en las crisis, en la necesidad, en la pérdida, todos hemos escuchado alguna vez la frase:

Dios proveerá.

Jehova-Jireh, cuya traducción literal es SE VERÁ.

Pero cuando sentimos dolor, no es fácil ver.
Cuando perdemos el trabajo, no es fácil ver.
Cuando muere alguien a quien amamos, no es fácil ver.
Cuando alguien nos traiciona, no es fácil ver.

Y sin embargo Dios dice:

LO VERÁS!

Así ocurrió con Abraham. Dios le pide a su hijo, su único hijo. El hijo por medio del cual se cumpliría la promesa de que sería padre de una multitud.

Significa acaso que las dificultades en nuestras vidas pueden ser una oportunidad para que no olvidemos que es mas importante el Señor? Que es más importante El que promete que la promesa misma?

Y Abraham, se dispone a obedecer. A el no se le olvidó que Isaac era un milagro hecho carne. El hijo que le nació siendo anciano, cuando era completamente imposible.

Así que si Dios, el Señor le pedía semejante sacrificio, el proveería. Y se encargó de hacérselo saber a su hijo.

Tomó Abraham la leña del holocausto y la puso sobre Isaac su hijo, y tomó en su mano el fuego y el cuchillo. Y los dos iban juntos. Y habló Isaac a su padre Abraham, y le dijo: Padre mío. Y él respondió: Heme aquí, hijo mío. Y dijo Isaac: Aquí están el fuego y la leña, pero ¿dónde está el cordero para el holocausto? Y Abraham respondió: Dios proveerá para sí el cordero para el holocausto, hijo mío. Génesis 22:6-8

Y resulta que sólo es posible ver, cuando LE CREEMOS A DIOS. Cuando estamos seguros de que no importa lo que ocurra, EL SIGUE SIENDO BUENO.

Llegaron al lugar que Dios le había dicho y Abraham edificó allí el altar, arregló la leña, ató a su hijo Isaac y lo puso en el altar sobre la leña. Entonces Abraham extendió su mano y tomó el cuchillo para sacrificar a su hijo. Mas el ángel del Señor lo llamó desde el cielo y dijo: ¡Abraham, Abraham! Y él respondió: Heme aquí. Y el ángel dijo: No extiendas tu mano contra el muchacho, ni le hagas nada; porque ahora sé que temes a Dios, ya que no me has rehusado tu hijo, tu único. Entonces Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí, vio un carnero detrás de él trabado por los cuernos en un matorral; y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Génesis 22:9-13

Abraham vio.

Jehova-Jireh.

Se verá.

En esa situación que te encuentras hoy, Dios proveerá. Veras a Dios.

Y al igual que Abraham, Dios dio a su Hijo, al Único, para proveer a nuestro corazón de aquello que más necesitaba: la salvación.

Y vimos a Jesus…La provisión perfecta para nuestras vidas.

Para hacer en familia:
Haz una lista de 10 maneras en que Dios cuidó de ti y te dió lo que necesitabas durante la semana que hoy termina.

Eucharisteo,
Tania
🙂

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's mom.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s