Posted in Inspiracionales, Salud

Diagnóstico: Mild Lupus. I

IMG_5104.JPG

Lo que sea que tenga, donde sea que esté, puedo atravesarlo en Quien me hace ser quien soy.
Filipenses 4:13 MSG

Después de mi visita obligada anual al examen médico hace unos meses y en el que relaté unos cuantos síntomas -nada extraordinario según mi parecer- recibí una llamada: era mi doctora. Había recibido los resultados de mis exámenes de sangre y le preocupaban algunos indicadores, así que quería referirme con el especialista.

Hasta ese momento dejé de escucharla con claridad. Una de las razones es que el inglés no es mi primer idioma, era una conversación telefónica, pero principalmente había dejado de escucharla porque mi mente ya estaba en otro lado.

Ocurrió en automático: en cuanto la escuché decir que le preocupaba “algo” en mi sangre, me perdió. Mi mente voló hasta el recuerdo de mi madre y la enfermedad que finalmente la condujo a la muerte física: la leucemia.

Así que cuando me dijo, quiero que te vea el especialista, yo escuche: el hematólogo. Pasaron unos cuantos días antes de mi cita -no muchos, gracias a Dios- pero suficientes para sentir de todo: incertidumbre, tristeza, enojo y tensión, mucha tensión. Los principales testigos de ello fueron mi esposo y mi hijo. Hablamos de ello a profundidad lo más pronto que nos lo permitieron nuestras emociones y finalmente pudimos serenarnos: hay que esperar a ver al especialista.

Llegó el día y fue hasta ese momento que nos dimos cuenta: mi doctora no me mandó con el hematólogo, sino con el reumatólogo! Fiuuuuu!!!

Bueno, pensé: esto va mejorando desde ya sin siquiera haber visto al especialista, jeje.

Finalmente y después de más estudios de laboratorio, llegó el diagnóstico:

Mild Lupus

Segunda buena noticia! No era lupus, lupus sino una versión más “amigable”. Una enfermedad auto inmune que no ataca los órganos internos (un gran y aliviado fiuuuuu!!!) y puede presentar algunos síntomas parecidos a los de otras enfermedades como la artritis o la fibromialgia más otras cosas.

El doctor me dijo que se trataba de una enfermedad que no se cura sino que se controla para evitar las crisis y me mandaría un medicamento para tomar de por vida, con vistas a ir aumentando la complejidad del medicamento por aquello de que el primero dejaría de hacer efecto.

Esto resonó en mi cabeza en primer lugar por lo ilógico: porqué querría yo medicarme ante una crisis que aún no ocurre? No sería mejor meditar en qué situaciones las producen? Acaso las enfermedades auto inmunes no están relacionadas estrechamente con el área emocional?

Como sea, tuve la confianza (o el atrevimiento?) para decirle al médico que prefería no tomar el medicamento y que exploraría el tema y posibles alternativas. El me contestó que estaba bien pero que quería verme en 3 meses para ver como avanzaba.

Llegando a casa comencé a pensar muchas cosas y a platicarlas con Dios:

Síntomas como de fibromialgia??? Si eso les da a las personas que se toman las cosas muy a pecho y yo no soy así!
Pero si yo soy fuerte, se me hace que sólo tengo mucha flojera!!!
Etc, etc, etc.

Y para cerrar con broche de oro, vino una crisis que duró unas dos semanas: dolor en el cuerpo como si hubiera querido acabar con el gimnasio en un sólo día. Cansancio y desgano que sólo parecía ceder con siestas. Dolor en los huesos…

Qué ganas de acabar con los síntomas!

Pero y si esta enfermedad tuviera un mensaje para mi? Y si en vez de negarla o “acabar” con ella, pudiera escucharla?

Lo que vino después, fue el inicio de todo un proceso, que está siendo maravilloso y del cual me siento profundamente agradecida. Relataré más en la segunda parte de este post queridos lectores.

Recuerden que la gratitud precede al
Milagro!!!

Eucharisteo,
Tania 🙂

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's thankful mom.

6 thoughts on “Diagnóstico: Mild Lupus. I

  1. Querida Amiga! Que bueno que estas bien, Dios te quiere enfocada en servir a otros, estoy segura que no tienes nada y esto es solo un paso mas en el maravilloso camino de esta vida, te mando un abrazo.

  2. Yo tengo mucha Fe en Dios, que el hara un milagro, sigue fuerte atravez de las tribulaciones eso nos acerca a Dios, El abrira una puerta que debemos hacer y actuar, yo se que lo natural es lento pero seguro, recuerdo comentarle a mi doctora homeopatica mi preocupacion por ti, ella muy tranquila me dijo ” tu amiga lo que tiene es Artritis Cronica, ella puede llevar una vida normal, con medicina natural o alternativa ( sin quimicos farmaceuticos) y una alimentacion adecuada. Yo se que Dios ve tu accion en ponerte bien, El respondera a tus suplicas y te sostendra entre sus manos, asi como vos me eh sentido cuando eh pasado crisis de enfermedades hereditarias pero eh tenido dos opciones, preocuparme y que la vida se me acabe o ocuparme sigue mas fuete que nunca, escogi la segunda y Dios esta conmigo y eh visto mi mejoria asi que amiga para adelante solo hay que ocuparse Dios hace el resto, abrazo de oso….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s