Posted in Familia, Inspiracionales

Respira Profundo

20140325-191802.jpg

Se han dado cuenta que pasamos ya la mitad del reto? Se han dado cuenta de que ha habido días que no pudieron llevar a cabo o que lo intentaron y se acabó el día y no concretaron nada?

Y aún eso está bien. Nuestra realidad a veces nos sobrepasa. Ser esposa, madre, hija, hermana, trabajadora fuera y dentro de casa, no siempre es fácil!

Aunque es mi deseo ser una mejor esposa para Alberto o una mejor mamá para Abner, no siempre lo logro. De hecho, muchas veces fracaso miserablemente! Y eso, también está bien.

Algunas de nosotras hemos comprado a no sé quien la idea funesta de que tenemos que ser “sólo lo mejor en todo” (qué significará eso?). Ya sabes: la mejor madre, con los mejores hijos, con el esposo más feliz, con una figura envidiable, exitosas profesionalmente y súmale lo que desees.

Y ahí terminamos: agotadas, frustradas, amargadas y hasta enfermas!

Por si fuera poco, el mundo se encarga de decirnos además que no somos “suficientes”: lo suficientemente educadas, delgadas, espirituales, bonitas, inteligentes, buenas madres, cocineras, exitosas, adineradas, etc”.

Y está bien también.

El mundo puede poner expectativas irreales sobre ti, o tu familia o tú misma. Y espero ser muy clara: no estoy en contra de ser mejor y de tener motivaciones reales y profundas para ello. Creo que es genial que quieras mejorar tu alimentación y salud, que te capacites, que crezcas, te desarrolles. Creo que es maravilloso que anheles crecer en tu matrimonio o en estar conectada con tus hijos.

Mi asunto es, que solemos hacerlo para ganar la aceptación o el reconocimiento de algo o alguien y sinceramente, eso es como querer llenar un barril sin fondo!

Qué diferente es saberte y vivir amada. Qué paz trae al alma hacerlo porque te impulsa la gratitud y el estar satisfecha, en vez de que la razón sea llenar un vacío.

Porque por ejemplo, aunque mi esposo me ama y hace su mejor esfuerzo para darme lo que necesito de él, no es quién podrá llenar mis necesidades más profundas.

Por eso me hace tan feliz saber que sí tengo una relación en la que soy aceptada tal cual soy. En la que SOY suficiente. En la que no tengo que ganarme ningún favor o consideración. Una relación en la que soy satisfecha profundamente y de quien recibo el perdón más absoluto y perfecto:

Ese es Dios. Y el conoce mis limitaciones, mis pecados, mis dolores. Por eso puedo seguir soñando, ser vulnerable, ser yo…y no necesito hacer nada para ganarme su amor, puesto que ya me ama!!!

Y lo que es aún más loco:

Y El me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí.
2 Corintios 12:9

Por eso, en éste día te invito a tomar un respiro. Fallaste? Pudiste ser mejor? Estás agotada?

Respira profundo y descansa en Dios.

Eucharisteo,
Tania 🙂
>

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's thankful mom.

9 thoughts on “Respira Profundo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s