Posted in Inspiracionales

Cómo hablar para que los niños escuchen

20130918-184241.jpg

Hace varios meses que me lei de corrido este maravilloso libro, pero estoy sorprendida, de que – ahora que retomé la lectura junto con mi esposo- me esté aportando tanto…

Paso a comentarles sobre lo que me ha resultado particularmente provechoso:

Me agrada mucho que el libro tenga una parte práctica como si se tratara de un cuaderno de ejercicios…es que verdaderamente, abrir los canales de comunicación no es cosa espontánea, mas bien, requiere notable práctica…es impresionante que estemos conscientes de la necesidad de la práctica en otras áreas de nuestras vidas, pero no de la necesidad de practicar el cómo aprender a escuchar y el aprender a hablar…especialmente a los niños, a los que normalmente les decimos lo primero que nuestras entrañas nos dictan 😛

Entonces, se encontrarán con esta serie de preguntas y respuestas que sería genial que respondieran con el esposo -si está a la mano-

Nota: si no está a la mano, no recomiendo conseguirse un esposo sólo para llenar los ejercicios 😛

El primer capítulo trata de cómo ayudar a los niños a enfrentar sus sentimientos…¡menudo tema! pues muchos de nosotros los adultos resultamos ser discapacitados en esta área, pues hay ocasiones en que ¡a nosotros mismos nos cuesta identificar qué sentimos!

Entonces, la primera reflexión gira en torno a pensar QUE SIENTEN LOS NIÑOS. Parece sencillo pero no es algo en que la mayoria de nosotros -ocupados adultos- pensemos seriamente.

Solemos ver a un niño que pega de gritos porque ya se quiere ir de un lugar y pensamos: ” ahhh, chamaco, yo ya le hubiera puesto un estate quieto”, o vemos a otro que no para un solo momento y pensamos: “su padre no lo controla” o si es el tuyo y  te dijo que no va a hacer lo que le acabas de pedir, piensas: “como que no, a mi no me vas a decir que no”.

Ahhh! Como???quieren decir que esas cosas solo les pasan a otros padres??? no saben de qué hablo?

Entonces, este primer capitulo nos llama a reflexionar en que un niño que se siente bien, se porta bien.

Esto quiere decir, que debo ser consciente de como se siente mi hijo, y ayudarlo a enfrentar, de una manera aceptable para mi familia y para mi, esos sentimientos.

Y la primera cosa que le ayuda es que yo comience por aceptar sus sentimientos en vez de negarlos sistemáticamente.

Ejemplo de cómo negamos los sentimientos de un niño: “ah, solo dices eso porque estás cansado”, ” tú realmente no te sientes así”, “no tienes porque estar tan alterado, no hay razón para ello”.

Estar negando constantemente los sentimientos de nuestros hijos los confunde y los hace enojar:

4 Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor.” Efesios 6:4 NVI

Las autoras comparten algunas ideas prácticas para ayudar con sus sentimientos a los niños:

1. Escúcharlos con en SILENCIO y con TODA atención. En serio, con todos tus sentidos, con toda sinceridad, con todo tu corazón.

2. Aceptar sus sentimientos con POCAS palabras: “ohh”…”entiendo”…”ya veo”. La idea es resistir la enorme tentación de echarles un discurso.

3. Darle nombre a los sentimientos del niño: “veo que estás muy molesto”…”de verdad deseabas tener ese juguete”…”esto te causó mucha tristeza”.

4. Concedele sus deseos en la imaginacón: “quisiera tener un poder mágico para aparecer en este momento tu carrito que no encuentras”…”me gustaria poder adelantar el tiempo y hacer madurar esa manzana que esta verde y se te antojó tanto”.

Estos son sólo algunos ejemplos y se pueden entender mucho mejor con la lectura completa del primer capitulo.

La idea es usar uno o varios recursos de estos, a fin de encontrar el que satisfaga la necesidad de ese momento.

Suele pensarse que estas herramientas sólo servirían para un niño mayor pero no es así.

Desde antes de que mi hijo cumpliera los dos años, hemos usado estas alternativas para ayudarlo a enfrentar sus sentimientos y debo decir que nos han evitado mas de un disgusto y le esta ayudando a enfrentar la frustración, que es común en los niños pequeños que no tienen tantos recursos para comunicarse.

Creo que la base como siempre, es la honestidad con la que te refieras al niño, pues es una actitud respetuosa, sincera y de corazón y no con ell simplón deseo de manipular su comportamiento.

Así que cuéntenme, ¿quienes de ustedes ya lo ha leido? ¿de qué manera les ha ayudado? ¿Seguimos comentándolo?

Saludos 😉

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's mom.

7 thoughts on “Cómo hablar para que los niños escuchen

  1. Hola Tania, pues yo no tengo el gusto de haber leído ese libro, pero vaya que me has hecho reflexionar, cuantas veces he visto a un niño o bebé llorar por una caída o por algo que lo haya hecho asustado, la mamá o papá acuden a su consuelo y sus palabras son algo así como: ” Ya ya no pasa nada” o cuando llora por alguna frustración y los papás lo reprenden por el hecho de llorar ” ¡ y por eso lloras ! etc.
    Mi hijo aún es pequeño esta a punto de cumplir el año pero demuestra sus emociones y sentimientos, sin duda esto me ayudara mucho a mi también.
    Gracias por compartir.
    Tatimam ; )

    1. Tati…

      Aunque tu hijo es tan pequeñito, te vas a sorprender de lo bien que el va a responder a las opciones que plantean estas autoras…ademas es muy buen momento para que te vayas “entrenando” jeje…porque despues las cosas se ponen mas…interesantes 😉

  2. querida tanya… sin duda es de gran ayuda las herramientas que nos compartes, no he tenido la oportunidad de leer ese libro, pero tratare de conseguirlo. si tienes mucha razón aveces cuando vas por la calle encuentras pequeños llorando, haciendo berrinche, tirandose, pataleandose y la reaccion de algunos papás es: los ignoran, otros lamentablemente ya no es que los disciplinen, sino que los maltratan pues les pegan muy feo o los insultan. gracias a Dios el nos enseña como educar y disciplinar a un pequeño, se necesita paciencia, si mucha paciencia. sabes mi princesa ya tiene 7 años, y su caracter es fuerte, pero a esta edad su humor cambia mucho, me han dicho que hay etapas por ejemplo entre 2 y 3 años, 7 y 8 años y 15 a 18 años, son como etapas que viven los preadolescentes.
    pero este material que compartes se me hace muy bueno, pues aunque nuestros hijos sean pequeños, o no tan pequeños siempre es bueno saber como guiarlos como Dios lo espera y darles todo el Amor que ellos necesitan de nosotros.
    muchas gracias amiguita!!! saludos

    1. gracias a ti por pasar a leer…este libro creo que te podra dar herramientas para la estapa que pasas con tu amada princesa…no es carom y es relativamente facil de conseguir.
      te mando muchos besos 😉

  3. me encantaria me dieran la editorial que lo publica y en la ciudad de mexico en donde lo puedo conseguir, estoy sumamente interesada como madre y como docente Muchas Gracias. me urge el estudio y la informacion necesaria para hacer que mis hijos y mis alumnos tengan un desarrollo basado en la comunicacioen efectiva y afectiva LES ENCARGO ESTOS DATOS DEL LIBRO gracias

    1. Hola Vero, gracias por escribir y pasarte por este blog.
      Qué alegría me da leer sobre mamás y maestras interesadas y comprometidas con la educación y la comunicación respetuosa.
      Estos son los datos:
      Ed. Diana
      Yo lo compré en una Gandhi que está en el centro.
      Ojalá puedas regresar a contarnos qué te parece la lectura.
      Un abrazo 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s