Posted in Matrimonio

Buen matrimonio, buena crianza :D

Creo que invariablemente mientras mejor sea el matrimonio, mejor será la crianza.

En este post hablaré de una de mis más profundas convicciones: después de mi relación con Dios, la relación más importante es la que tengo con mi esposo…así, en tercer lugar está mi hijo.

Entiendo que esto de entrada suene escandalizante para la mayoria de ustedes mis queridos tres lectores 😉

La verdad es que lo que ocurre más comunmente es que con la llegada de los hijos, los esposos y las esposas se alejan. Obviamente tu mundo se transforma, yo diría que se revoluciona. Así que más temprano que tarde es necesario acomodar las cosas en su lugar.

También es muy claro que el estado de la relación de los padres afecta notablemente a los hijos. Por eso, cuando favorecemos a un hijo por encima de nuestro esposo, estamos atacando frontalmente las bases de la confianza que el niño necesita.

Y un ejemplo peor es cuando se muestra falta de respeto al esposo (a), ¡pues afectará la forma en que nuestro hijo se relacione con el sexo opuesto!

Porsupuesto que no estoy diciendo con esto que se puede ser negligente con las NECESIDADES de nuestros hijos, especialmente de los bebés indefensos, con tal de satisfacer meros caprichos maritales.

Esto no es una licencia para abusar de los hijos, ¡para nada!

Así pues, mi esposo está primero que mi hijo y él lo sabe. Porque, ¿de qué le serviría a mi hijo que yo lo amase antes si con mi esposo la relación se fractura más y más cada día?

Si existe una clave para unos hijos que tengan un buen comportamiento, esta sería UN BUEN MATRIMONIO.

A veces, nuestros hijos están llamando nuestra atención con cierto “mal comportamiento” y los padres tratamos de cambiar ese comportamiento con refuerzos positivos o negativos sin darnos cuenta de que el verdadero problema está entre el esposo y la esposa.

Esto pasa porque nuestra tendencia suele ser la de quedarnos en la superficie, atacar lo que se ve, en vez de ir a la raiz.

Claro, porque detenernos un momento y echarnos un clavado hacia adentro es mucho más desafiante que soltarle una nalgada al niño para que se comporte.

Además recordemos que nuestros hijos son tremendos observadores. Ellos observan nuestro comportamiento, nuestras palabras, nuestra interacción y son formados de una manera muy profunda por nuestro ejemplo -sea éste bueno o malo-.

Así que no hay porqué espantarse cuando les digo que después de Dios, mi gran amor es mi esposo. Este es el orden en el que creo, en el que vivo y en el que me desarrollo.

Mi hijo podrá sentirse seguro y tranquilo al ver que sus padres son capaces de hablar de frente sus desacuerdos, que pueden reconocerse sus cualidades y logros, que pueden perdonarse y amarse a pesar de toda sus imperfecciones.

En este entorno seguro y amoroso -aunque no perfecto pues sólo somos seres humanos- es donde él podrá aprender que la fidelidad, la amistad, el respeto y el amor existen. Esta es mi esperanza.

Advertisements

Author:

Christian doulos. Wife in love. Abner's thankful mom.

8 thoughts on “Buen matrimonio, buena crianza :D

  1. Tienes mucha razón Tania. 🙂

    Como pareja es importante estar en la misma sintonía, reflejar amor, y que tus hijos sean el reflejo de eso.

  2. Hola:
    He estado leyendo tu blog, y me impresiona demasiado lo que trasmites …

    el amor a dios
    tu hijo
    tu esposo…

    vaya…mis respetos…!!!

    No hay nada mejor que saber que es lo que se quiere…

    Saludos
    Buenas fInanzas

    1. Victor
      Agradezco sinceramente tu comentario…te digo tambien con toda honestidad que hago mi mejor esfuerzo, pues creo que una de mis misiones mas importantes es la que se me ha otorgado con mi familia. Tengo mucho que aprender, mucho que cambiar y desarrollar, pero me llena de alegria saber que puede servirte de algo lo que escribo.

      Saludos 😉

  3. Mi amor, te amo con todo mi corazón y se que todo lo que comparte en este blog lo vives a diario en nuestro hogar. Eres una gran mujer y una escepcional mamá y esposa.

    Abner y yo te damos gracias por amarnos y cuidarnos todos los días.

  4. Creo firmemente que lo primero es la relacion de pareja, para que por consecuencia se de la educacion de los hijos, y tambien, si lo primero es malo, lo segundo también lo seré.
    Gal. 6:7″…todo lo que el hombre sembrare, eso también segara”.
    2Cor 9:6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

    1. ¡Muy de acuerdo contigo Alejandro!
      Gracias por pasar por acá y que Dios bendiga tu matrimonio y tu familia 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s